Los testimonios publicados reflejan el sentir de mujeres que fueron acompañadas por una doula durante su parto. Algunas se han centrado sólo en la parte del acompañamiento y otras han querido relatar todo su parto y parte del embarazo.

Doulas.es recoge estos testimonios como vivencia de estas mujeres, no como modelos de atención sanitaria ni opción de parto.

Si quieres compartir lo que para ti ha supuesto contar con el apoyo de una doula, en esta sección tienes un espacio para ello. Envíanoslo a contacto.

Relato de Cristina

Cristina

Cuando me quedé embarazada me preocupó no sentirme preparada, ni para el embarazo, ni para el parto, ni para la crianza de mi hija. Ya de antes Illán, mi compañero, me decía cosas relativas a la crianza con apego tales como “No nos va a hacer falta cuna, la niña puede dormir con nosotros”  que me sonaban bien, pero eran totalmente ajenas a cuanto yo había vivido o conocido así que más preocupada estaba. Me dediqué a leer libros sobre embarazo y parto. Así creía que me iba a sentir más tranquila, con más seguridad. Y no fue así. Sobre todo me daba miedo el dolor del parto y a una posible cesárea ya que todos mis sobrinos habían nacido así.

Había decidido que no quería parir en casa porque no me daba seguridad.  Vivimos a una hora del hospital más cercano y tengo  41 años. Así que buscamos un hospital que tratara el parto del modo más natural posible, respetando los deseos de los padres y finalmente lo encontramos. Muy bien, ya teníamos el lugar apropiado, pero ¿y si aún así me bloqueaba por el dolor y no permitía que las cosas fluyeran?

Cuando conocí a Ruth pensé que su trabajo como doula consistía en decirme “qué es lo que tenía que hacer” para tener un parto perfecto. En mi mente Ruth era un libro más de consulta, pero esta vez de carne y hueso. Y oh mi sorpresa cuando vi que eso no era así. Cuando Ruth me decía “haz las cosas como te salgan, como las sientas” mi mente se revelaba porque no recibía un manual de instrucciones que era lo que yo buscaba.  Pero según fuimos conversando con Ruth mi forma de ver las cosas empezó a cambiar. Empecé a cobrar confianza en mí misma, en mi instinto, en mi capacidad de afrontar mis miedos.  Su propia experiencia en el parto de sus hijos me sirvió de ejemplo. Me ayudó a entender el sentido del dolor en el parto. Y así, cuando llegó el momento,  supe qué es lo que necesitaba  hacer para fluir, cómo moverme, qué pedirle a mi compañero y a la comadrona, etc.  Nimué nació en una bañera, como una sirena, en un ambiente tranquilo y respetuoso. Fue el  momento más emocionante de mi vida. Y de esa experiencia surgió una frase que utilizo como mantra “Si puedo con esto, puedo con todo”.

Salí  del paritorio empoderada. Y menos mal porque esa fuerza interior me ayudó a hacer frente a los duros primeros días. Sentía seguridad en mi capacidad de alimentarla, de cuidarla, etc. Pero después llegaron otros días en los que  me sentía perdida, totalmente atropellada por la situación. La presencia, el ánimo y los consejos de Ruth me ayudaron a hacerle frente, volviéndome a recordar que la sabiduría estaba en mí.

Gracias Ruth por acompañarnos tan, tan, tan bien. Sentimos que ponías todo tu esfuerzo, experiencia, conocimientos y alma  en ayudarnos.
Siempre dices que eres pequeñita (de tamaño) pero para nosotros eres grande. Gracias de corazón.

Desde Doulas.es queremos agradecer a Cristina
su colaboración por darnos permiso para la publicación.
Ruth Cañadas
Doula: Ruth Cañadas
Provincia: Madrid
Zona de trabajo: Madrid, Guadalajara y Segovia
Email: doula@otanana.com
Tlf: 669 64 84 03
Web: Otanana.com
Ver ficha completa