Los testimonios publicados reflejan el sentir de mujeres que fueron acompañadas por una doula durante su parto. Algunas se han centrado sólo en la parte del acompañamiento y otras han querido relatar todo su parto y parte del embarazo.

Doulas.es recoge estos testimonios como vivencia de estas mujeres, no como modelos de atención sanitaria ni opción de parto.

Si quieres compartir lo que para ti ha supuesto contar con el apoyo de una doula, en esta sección tienes un espacio para ello. Envíanoslo a contacto.

Relato de Mariana

Mariana

Cuando nos enteramos de que estaba embarazada no sabíamos que existían las doulas. En el séptimo mes de embarazo comencé a leer un libro que me habían recomendado llamado Parto Seguro. Este libro me proporcionó muchísima información acerca del parto natural (sin inducción, epidural, episiotomía, ventosas, etc.) y sus beneficios tanto para el niño como para la madre. Para aprender todavía más sobre el tema mi marido y yo asistimos a una clase de yoga preparación al parto donde nos enseñaron todavía más sobre el tema, sobre las recomendaciones de la OMS (que actualmente no se llevan a cabo en la mayoría de los hospitales de España), nuestros derechos y cómo defenderlos ante el personal hospitalario y aprendimos qué era una doula y cómo podía ayudar durante el parto.

Si bien el médico que habíamos elegido para que controlara mi embarazo no era pro-parto natural sentimos que era muy tarde para cambiar de profesional, pero decidimos que intentaríamos tener el parto más natural posible. Tanto mi marido como yo estuvimos de acuerdo en que el contar con el apoyo de una doula sería de gran utilidad para lograrlo. Tuvimos una primera entrevista con nuestra doula en la que conversamos largamente sobre nuestras expectativas con respecto al parto.

El día del parto estuvimos en casa mi marido, mi doula y yo desde la mañana hasta la las 8 de la tarde, hora en que decimos desplazarnos al hospital. Fue maravilloso el haber podido disfrutar de todo ese tiempo en casa, en un ambiente familiar, cálido, rodeada del afecto de mi marido y de mi doula. El conocimiento y experiencia que ella aportó fueron fundamentales para que me sintiera muy segura y pudiera estar relajada durante las contracciones, sobre todo cuando éstas empezaron a ser más fuertes. Ella me ayudó a relajarme por medio de masajes y reiki. También me ayudó sugiriendo posturas para soportar mejor las contracciones y me ofreció palabras de aliento cuando el dolor me hacía flaquear y más las necesitaba .

Al llegar al hospital, el contraste entre el ambiente cálido de mi casa y el frío ambiente hospitalario y trato médico hicieron que no me sintiera a gusto. Aquí contar con el apoyo de mi doula fue un alivio ya que continuó brindándonos mucho apoyo emocional tanto a mí como a mi marido. Además en el hospital su rol fue fundamental en cuanto que actuó de portavoz de nuestros deseos ante el personal hospitalario (matrona y médico ginecólogo) cuando sugerían realizar prácticas con las que no estábamos de acuerdo, por ejemplo el uso de ventosas para acelerar el parto y sacar al bebé.

En definitiva, creo que haber contado con el apoyo de mi doula nos permitió hacer que la parte del parto que transcurrió en el hospital fuese lo más natural y agradable dentro de los límites posibles. Estoy muy feliz de haber logrado tener un parto natural después de haber tenido una cesárea previa. Estoy segura de que no lo hubiese logrado sin el apoyo de mi doula.

Mi marido siente que ningún momento la presencia de la doula le quitó protagonismo a él sino que, por el contrario, su presencia y colaboración hicieron posible que él participara más activamente y con mayor profundidad en el nacimiento de nuestro hijo. La paz que nos transmitió con las técnicas que utilizó fueron la base de una conexión entre los tres.

Ya después del parto, mi doula nos sigue apoyando. Me ha visitado a mi casa para saber cómo sigue todo con mi bebé y con la lactancia.

Nuestra decisión de contar con una doula fue la mejor decisión que hemos tomado durante este embarazo y estamos seguros de que volveremos a repetir la experiencia en el próximo.

Desde Doulas.es queremos agradecer a Mariana
su colaboración por darnos permiso para la publicación.
Doula: María Arroyo
Provincia: Madrid
Zona de trabajo: Madrid capital y zona norte
Email: doulas.es@gmail.com
Tlf: 655 94 66 76
Web: doulas.es
Ver ficha completa